22 ago. 2012

De Tés en BCN

Me encuentro pasando unos días de vacaciones en la costa, cerca de Barcelona. Hacía tiempo que quería recorrer las calles de la Ciudad Condal para ir en busca de dos tiendas especializadas en té de excelente calidad y alta gama.
A pesar del calor que emanaba del asfalto y la humedad del ambiente, me fundí entre el atractivo gentío multicultural y, ayer, pude cumplir mi deseo.




La primera parada la hice en Sans&Sans Fine Tea de la calle Argentería. Una tienda relativamente pequeña pero con un estilo moderno y vanguardista insuperable. Todo encaminado a generar un ambiente tranquilo. La carta de tés es amplísima, casi se pueden contar 350 referencias, ¡una maravilla! Tienen cualquier variedad de té de origen procedentes de todos los países productores más importantes, China, Taiwan, India, Sri Lanka, Japón, ya que gran parte de ellos los importan directamente de las plantaciones de cultivo, asegurando de esa forma la calidad. Me sorprendió gratamente la cantidad de Oolongs que ofrecen procedentes de Taiwán. Me considero una enamorada de esta variedad tan exquisita. Por supuesto, me llevé uno.


Sans&Sans es una firma tan cuidadosa que, a pesar de tener su origen en el mundo de los cafés delicatessen, ha renunciado a mezclar ambos productos. Si quieres un Perú recién molido o un expresso de Kenia, debes cruzar la calle e introducirte en su tienda 'twin' pala los muy cafeteros: Cafés El Magnífico (desde 1919). En ese establecimiento también hacen unos tés fríos sencha con lima natural y azúcar moreno líquido que te dejan sin sentido.

Mi segunda parada fue en la tienda de la conocida y mediática catadora de tés argentina, Inés Bertón, Tealosophy en la calle Bonavista, 3, que abrió hace ya unos años en Barcelona la única tienda fuera de su país. La tienda es grande, con una luz tenue que invita verdaderamente al relax y deleite propio de lo que significa beber una taza de té. Está decorada con algunos elementos que te transportan a diferentes países y culturas del continente asiático. Las variedades son muchas, aunque con una oferta, a mi parecer, algo reducida de tés de origen o "puros", que como ya he comentado otras veces, son los que yo persigo y con los que se consigue entrenar el paladar. Aún así, la oferta de blends me pareció muy atractiva, puedes viajar con cada uno, a través de las especias, flores y frutas incorporadas a las bases de tés de Assam, o del Sencha Fukuyku, o incluso de una curiosa mezcla con base de Oolong. Me encantó su detalle de los dos amplios sofás y el entusiasmo que genera su encargada, pero eché de menos la posibilidad de hacer catas (no me ofrecieron ni un triste dedal de sus blends). Tampoco me gustó que vendan sus tés sin hacer uso de una balanza. Los calculan "por volumen", lo que siempre me induce a pensar que están sobrecargando los precios. Donde esté el peso exacto, que se quite el cobrar a bulto...

Dos verdaderos "rinconcitos" barceloneses o universos para los amantes del té y para cualquiera que quiera poner a prueba su paladar. Yo, sin duda, lo haré con el mío y así os podré seguir contando... Voy a poner en marcha el infusor. Toca té frío...

Os dejo los enlaces a las dos tiendas a las que hago referencia:

www.tealosophy.com 

www.sansisans-finetea.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario