24 ago. 2012

La temida cafeína del Té

Observo que entre los Tea Lovers y los no tanto hay un cierto temor a consumir demasiada cantidad de té por el hecho de que éste contiene teína.

Comparto esta información por si pudiese aclararos algo al respecto y sobre todo para tranquilizar a los que tengáis recelo a consumirlo más a menudo por este motivo.

Estudios realizados han demostrado que la teína del té tiene la misma composición química que la cafeína, por lo que hablar de teína o cafeína, es lo mismo.
El té es una de las muchas bebidas que como otras procedentes de distintas plantas contienen cafeína, veáse el caso de las semillas del cacao, las del árbol de cola, el mate, las semillas de guaraná...
Este alcaloide, así como la teofilina y la teobromina en menor proporción, representan aproximádamente entre un 3-5% del peso total de la hoja de té seco, y tienen un papel decisivo para el gusto del té, también hacen su función en nuestro organismo y con un consumo moderado aporta efectos beneficiosos para la salud.

La cafeína del té es un estimulante que actúa sobre el sistema nervioso central. Despeja la mente, mejora la concentración, aumenta la energía, levanta el ánimo, sin provocar nerviosismo e insomnio.
También se ha demostrado que "entre sus efectos físicos figura una estimulación de los jugos gástricos, los riñones y del metabolismo en general que podrían ayudar a eliminar toxinas. También tiene efectos estimulantes sobre el músculo cardíaco, y sobre todo el sistema respiratorio aportando mayor oxígeno al cerebro, lo cual se traduce en un mayor estado de alerta, en una reducción de los tiempos de reacción y en un mayor rendimiento muscular".

Por otra parte, si es cierto que un consumo excesivo de cafeína puede producir otros síntomas no deseados como dolor de cabeza, ansiedad, insomnio, irritabilidad o que personas poco acostumbradas a ella noten un aumento de su presión sanguínea, variando mucho estos síntomas de una persona a otra. Los médicos recomiendan no superar en 200 miligramos diarios el consumo de cafeína.

Una de las muchas cosas buenas que nos ofrece el té, es que existen distintas variedades que contienen en mayor o menor cantidad este estimulante y que está en nosotros elegir tomar uno u otro (té blanco, té verde, Oolong, Te negro, Pu-Erh), si por cualquier motivo se nos recomienda ingerir pequeñas dosis de cafeína.

Os dejaré un truco casero para reducir notablemente la cantidad de cafeína de vuestro té: 
1. Realizar la infusión como habitualmente, es decir, elegir vuestra variedad de té y regar las hebras con el agua a la temperatura indicada para ese té.
2. Dejar en infusión alrededor de 40seg. y desechar esa primera infusión.
3. Volver a realizar el punto 1.

Ahora podréis beber, saborear y disfrutar vuestro té habiendo reducido en un alto porcentaje la temida cafeína.






No hay comentarios:

Publicar un comentario